El masaje tradicional tailandés o Masaje Thai es una técnica milenaria que tiene lugar en un futón en el suelo y se aplica a todo el cuerpo, de pies a cabeza. Su esencia reúne técnicas de las diferentes medicinas asiáticas, especialmente la filosofía yóguica y la medicina ayurveda.

El Masaje Thai se vale de la técnica de digitopresión y de la apertura corporal a través de amplios estiramientos con el fin de desbloquear el cuerpo físico, el emocional y el mental, permitiendo que estén en perfecta armonía y evitando la enfermedad o el desequilibrio.

Entre los beneficios del Masaje Thai están la mejora la postura, al estirar la musculatura y movilizar la columna es sus cuatro movimientos; la tonificación del sistema nervioso y activación del sistema linfático; el aumento de la flexibilidad de la musculatura, fortaleciendo los ligamentos y tendones y evitando lesiones músculoesqueléticas, además de mejorar el riego sanguíneo y los estados de ánimo, armonizando la conexión entre cuerpo, mente y alma.

Además, este tipo de masaje ancestral fortalece el sistema inmunológico, disminuye el estrés, aportando un alto grado de relajación, así como el insomnio, la ansiedad y la fatiga, mejorando con ello también tu capacidad respiratoria.