David Sánchez

Ingeniero Técnico por formación, músico por vocación y profesor particular de matemáticas de profesión que siente la llamada espiritual a través del yoga con 25 años, gracias a un curso en la Universidad de Jaén.

Desde las primeras clases intuyó que aquello que estaba aprendiendo era profundamente transformador y, desde entonces, creyó que debía compartirlo con el resto del mundo. En la actualidad continúa combinando la práctica diaria con la formación reglada de instructores de yoga a través de la Escuela de Yoga Esenio Witryh (Navarra).